Tesoro Viviente de Norma Menna
Browsing all posts in: Curiosidades

Leyenda de la flor del Mburukuja (también conocida como Pasionaria)

August 27

Mburukuja En ciertas épocas coloniales, en las misiones del nordeste argentino arribó un sacerdote. El mismo atravesaba diariamente la selva en busca de indios para convertir a la nueva Fe.

Y ocurrió que cierta vez, al cruzar un claro, oyó un apremiante sollozo infantil. Se trataba de una niña que se había resguardado entre las endebles ramas de un frágil árbol al ser acorralada por un fiero yaguareté.

Dirigió el misionero sus pasos hacia el preciso sitio, atrayendo así sobre sí mismo el furioso ataque del yaguareté, en tanto instaba a gritos a la desesperada criatura a que huyera para ponerse salvo.

En ese interín, la fiera, cambiando de presa rápidamente, se arrojó sobre el sacerdote quitándole la vida del modo más horrendo, a zarpazos y mordiscos. La abundante sangre que brotó del cuerpo del valiente hombre empapó el poroso suelo, y al poco tiempo emergió allí una planta, el Mburucuja o pasionaria, y su flor cumple con la misión de recordarle al mundo la belleza de quien sufre por el bien de los demás. Así al menos cuentan las leyendas…

Otra versión de la leyenda:

Aunque la palabra maracuyá proviene del guaraní Mburukuja que significa “criadero de moscas”, debido a la dulzura de su néctar, atractivo a la hora del desove de estos insectos, el sobrenombre de “fruta de la pasión” tiene su origen en dos mitos. El primero, cuenta que Mburukuja era una joven doncella hija de un capitán español que había llegado a tierras guaraníes para enamorarse de esa tierra… y de un aborigen guaraní.

En medio de su pasión, cuenta la leyenda, la joven se entera que su familia planeaba casarla con un joven militar español. Ante esto, ruega que no le obliguen a unirse con quien no amaba. Confiesa entonces que mantiene una secreta relación con un guaraní, quien todas las noches entona una dulce melodía con su flauta en el jardín, en el lugar donde ella vivía, embriagándola con su música…

Un día, prosigue el relato, Mburukuja dejó de escuchar la dulce melodía de su amado. En lugar del joven guaraní, acude a la cita una mujer guaraní como su amado, quien le cuenta a la doncella la manera en que su hijo había sido asesinado por el ejército de su padre, que sabía también del romance. Y sin duda deseaba su muerte. La joven pide entonces a la madre de su amado que le muestre el lugar donde yacía este. Una vez allí, cava la fosa con sus propias manos y pide a la mujer, antes de clavarse una flecha en el pecho, que la cubra con tierra, pues quería descansar eternamente junto a su ser amado. Desde entonces, dice la leyenda, los aborígenes de la zona advierte unas extrañas flores que brotaban de las plumas de la flecha con la que Mburukujá acabó con su vida: una flor que la leyenda bautizó como la pasionaria.

El segundo mito sobre el origen del nombre de fruta de la pasión tiene que ver con la similitud de su flor con la corona de espinas que portó Jesús camino al Gólgota. Se sostiene que este parecido indujo a los colonizadores españoles a nombrarla como fruto de la pasión, pues compararon el hecho de llevar estas espinas con lo que significó esto para el Cristo…

Fuente:
http://mboeharaidaavila.files.wordpress.com/2011/04/mombeupy-mburukuja-leyenda-de-la-flor-del-mburukuja.docx

SURI

August 23

El SURI, también conocido como ñandú petizo o choique, vive en las zonas altoandinas de Sudamérica, desde el Altiplano peruano hasta los páramos y pampas de la Patagonia, desde hace 20 millones de años, habiéndose hallado en los Andes argentinos restos fósiles de 10 millones de años de antigüedad de uno de sus parientes próximos como es el avestruz o ñandú.

Es el ave no voladora más grande del Perú y una de las mayores de América, llegando a medir hasta 1.5 m de alto con el cuello estirado.

Una rara excepción en el reino de los animales es la que se da con el SURI, donde el macho, y no la hembra, es quien empolla, alimenta, cría y protege a sus polluelos.

SURI se encuentra en la lista de especies en peligro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como una especie Casi Amenazada, mientras que en el Convenio Internacional Sobre el Tráfico de Especies Amenazadas (CITES) el SURI aparece en el Apéndice I, lo que indica que su caza, extracción, transporte y/o exportación con fines comerciales está totalmente prohibida.

El SURI ha sido para los pobladores del Antiguo Perú una deidad menor, por ello fue representado en cerámicas, textiles y pinturas rupestres. Algunas creencias sugieren que el movimiento alocado de sus alas, mientras está corriendo, es una señal de que las lluvias están por venir.

Su nombre en las diferentes lenguas:

  • Guaraníes: Ñandú
  • Mapuche: Choique
  • Quechua: Suri o Sury
  • Toba: Mañik
  • Tehuelche: Oóiu
SURI

AMMONITES

August 23

Malargüe , Mendoza.

Los ammonoideos, conocidos como ammonites, son unos moluscos extintos que habitaron los mares de la tierra desde unos cuatrocientos millones de años hasta alrededor de los sesenta y cinco millones. Todos los ammonites eran marinos y depredadores.

Gracias a su distribución mundial se han convertido excelentes fósiles guías para la datación de las rocas.

Poseían una concha generalmente enrollada en un espiral plano con un tamaño que oscilaba desde unos pocos milímetros hasta más de dos metros de diámetro.

En el antiguo Egipto, los ammonites fueron apreciados por su poder mágico, tomando su nombre de AMMON, creador y soberano absoluto del Universo. En esta cultura, estos fósiles también fueron llamados “los cuernos de AMMON”.

LAS APACHETAS

May 10

Las apachetas son adoratorios simples pero muy importantes para las creencias religiosas de los Andes.  Estudios arqueológicos sugieren que pueden haberse difundido con el crecimiento del sistema del camino incaico. Estos lugares fueron y son considerados rituales.

Se trata de acumulaciones artificiales de rocas de diferentes tamaños con una forma más o menos cónica. Por lo general las rocas, transportadas por los viajeros, son provenientes de diferentes lugares y son depositadas en esos espacios destinados al culto. Entre las rocas pueden observarse ofrendas. He visto en el norte, caramelos, cigarrillos, hojas de coca y botellas de bebidas.

No siempre indican el punto más alto de un camino, también indican el final de un espacio o el comienzo de otro. Lugares desde donde se descubren nuevos horizontes o accidentes de la naturaleza.

La peticiones que se realizan se vinculan con el viajero, la senda, el camino. Puede ser descanso, fuerza para continuar, protección o el permiso para ingresar a un nuevo lugar.

Hay apachetas que no se vinculan con los caminos y los caminantes. Estas son construidas cuando se realiza una ofrenda a la Pachamama, en el mes de agosto. Estar adornadas con flores y lanas de colores.

Una ofrenda a la Pachamama, de mucho reconocimiento por los pueblos originarios como por el turismo es la que se realiza en Humahuaca.

¡CÓMO NO LO VOY A TRATAR SI ES MI HIJO!

October 30

Por Adrián Paenza

Antonio, padre de Roberto, un niño de ocho años, sale manejando desde su casa en la Capital Federal y se dirige rumbo a Mar del Plata. Roberto va con él. En el camino se produce un terrible accidente. Un camión, que venía de frente, se sale de su sector de la autopista y embiste de frente al auto de Antonio.

El impacto mata instantáneamente a Antonio, pero Roberto sigue con vida. Una ambulancia de la municipalidad de Dolores llega casi de inmediato, advertida por quienes fueron ocasionales testigos, y el niño es trasladado al hospital.

No bien llega, los médicos de la guardia comienzan a tratar al nene con mucha dedicación pero, luego de charlar entre ellos y estabilizarle las condiciones vitales, deciden que no pueden resolver el problema de Roberto. Necesitan consultar. Además, advierten el riesgo de trasladar al niño y, por eso, deciden dejarlo internado allí, en Dolores.

Luego de las consultas pertinentes, se comunican con el Hospital de Niños de la Capital federal y finalmente conversan con una eminencia en el tema a quien ponen en autos de lo ocurrido. Como todos concuerdan que lo mejor es dejarlo a Roberto en Dolores, la eminencia decide viajar directamente desde Buenos Aires hacia allá. Y lo hace.

Los médicos del lugar le presentan el caso y esperan ansiosos su opinión. Finalmente, uno de ellos es el primero en hablar: “¿Está usted en condiciones de tratar al nene?”, pregunta con un hilo de voz. Y obtiene la siguiente respuesta: “¡Cómo no lo voy a tratar si es mi hijo!”

Bien, hasta aquí, la historia. Y antes que responda ¿Quién es la eminencia? Quiero agregar algunos datos:

a) Antonio no era el padrastro.

b) Antonio no era cura.

LOS INVITO A ESCRIBIRME PARA SABER QUÉ PENSARON Y CÓMO LO PENSARON.

ACERCA DE NUESTROS NÚMEROS

October 22

Hace poco mi amiga Victoria, sabia no sólo por sus años sino por su claridad mental, me dijo que los números que usamos se vinculan con la cantidad de ángulos que contiene el signo. El número 1 tiene un ángulo, el 2 dos ángulos. ¿Y el Cero?

Esto me despertó curiosidad y la respuesta es SÍ!!

Veamos

TUMBA DE MENNA

September 22

Para agrandar las imágenes haga clik sobre las mismas

Tesoro, del latín thesaurus, es definido como una concentración de riqueza inmovilizada, especialmente de piedras y metales preciosos, monedas, joyas. También es muy habitual denominar tesoros a las manifestaciones artísticas excelsas.

La experiencia de ver y tocar estos tesoros, lo que fue realizado y usado por hombres y mujeres, sus pensamientos, costumbres, creaciones, nos permite evocar y nos invita a aprehender del pasado.

Las creaciones humanas, desde las pinturas rupestres, cerámicas, libros, cuadros, monumentos, artefactos, rituales, los relatos transmitidos de generación en generación, las experiencias de vida son las pruebas tangibles de nuestra identidad,
mediante los cuales nos reconocemos y somos reconocidos.

Este BLOG, para mi es un Tesoro, en el que voy a volcar algunas experiencias, relatos, fotos, curiosidades, como concentraciones de riqueza para compartir con vos. Así podré reconocerme y reconocerte. Es un Tesoro Viviente movilizado y movilizante.

Norma Menna
Primavera, 2010.